Tik Tok, la sensación del momento, ¿'spyware' y red parasitaria china?

Tik Tok es la app más descargada del mundo. Es el hype del momento.

Sobre todo, entre los centennials. Pero esta red social de vídeos cortos, típicamente de 15 segundos, creativos y virales, arrasa también entre la generación Z y los millennials (generación Y).

Los de la generación X (y muchos de los que estamos fuera del rango de la edad centennial, de entre 11 y 23 años) aún seguimos anclados a redes viejunas como Facebook, Twitter o –incluso– Instagram.

Es adictiva debido una combinación explosiva de factores. Por un lado, por la sorpresiva originalidad de cada vídeo y el reto que supone poner a prueba la creatividad propia para exhibirla ante cientos de millones de usuarios. Por otro, su enorme sencillez de uso y las funcionalidades únicas de edición creativa (multitud de filtros y efectos de animación y sonoros) que hasta ahora no ofrecían otras aplicaciones. Pero, por encima de las capacidades creativas que ofrece, Tik Tok destaca por su facilidad de uso para la interacción social. Todo ello la ha convertido en la red favorita para influencers y sus legiones de seguidores, para crear memes y momentos geniales y divertidos en cuestión de segundos, frente a la cualificación profesional o dedicación que requiere ser youtuber, por ejemplo. Además, desde Tik Tok puedes compartir tu creación en Instagram con un simple clic.

Pero incluso para quien no sienta su arrebato creativo o prefiera no exponerse públicamente, la opción de actuar como mero voyeur puede ser igualmente adictiva, ya que tras instalar la app puedes limitarte a ver vídeos libremente, uno tras otro, sin tener que abrirte un perfil en la red.

Por supuesto, Tik Tok ya ofrece la posibilidad de insertar publicidad a cualquier marca que desee incluir su campaña en esta red social. [1]

Como las demás redes, tiene sus ventajas e inconvenientes, sus pros y sus contras. [2]

Con todo, está siendo muy denostada por un sector que la considera un gran peligro, una amenaza. Tik Tok es el demonio chino que aniquilará nuestro futuro como civilización. La droga adictiva que destruirá a nuestros niños y jóvenes y destruirá de raíz la democracia occidental.

Debido a su origen chino, EE UU ha prohibido su uso a sus funcionarios, miembros del Gobierno y del Ejército, al considerarla una herramienta potencial de espionaje. Sí, el mismo veto que impuso a Huawei y otras marcas chinas.

El diario El País publicaba hace unos días un artículo en el que ponía en cuestión la seguridad de los datos y la libertad de sus contenidos. [3]

Anoche, Pepa Bueno le dedicó a Tik Tok veinte minutos en el programa 'Hora 25' de la Cadena SER, pintando un panorama apocalíptico en el que no se mencionó ni una sola buena cualidad sobre la app china. Enlazo debajo el audio. [4]

Entrevistó la periodista a dos expertos: Antonio Milán, profesor del Centro Universitario Villanueva, y a la jurista Paloma Llaneza, autora de "Datanomics", que fue la única que incidió en el hecho de que Tik Tok no es más invasiva (ni peligrosa) que otras apps, ya sean de origen estadounidense o creadas en cualquier otro lugar.

Lo cierto es que el uso de apps adictivas y redes sociales con fines de espionaje es, por desgracia –en primer lugar, a causa de la inactividad legilslativa de nuestros gobiernos– una amenaza de primer orden para los derechos y libertades individuales. Pero también parece evitdente que no podemos dar la espalda a la tecnología y a las herramientas digitales que hoy forman parte de nuestras relaciones sociales y actividades profesionales y de ocio.

Hace unos meses le tocó a FaceApp, y anteriormente se sembraron sospechas sobre Telegram, por el origen ruso de ambas, pero se habla mucho menos de Whatsapp o Facebook pese a sus reiterados y graves escándalos, o actualmente Google Family Link, que se usa en muchos colegios y hogares, y que al igual que Tik Tok ha sido denunciada por recopilar sin permiso datos de uso y personales de menores.

Todo esto es intolerable, al igual que lo es (y como también apuntó Paloma Llaneza ayer en la radio) la descarnada guerra entre EE UU y China por el control de la tecnología 5G, no para asegurar el desarrollo tecnológico mundial, sino para dominar la tecnología de espionaje más avanzada que jamás haya existido.

Tik Tok es sólo otra cabeza de turco en esta ciberguerra política. Pero, aun así, puede abusar de su posición dominante recopilando y explotando datos de forma inadecuada, sencillamente porque los gobiernos que más se quejan son los que menos hacen por garantizar nuestra seguridad como usuarios, como ciudadanos de la aldea global.

------------------------------
Enlaces:

[1] Publicidad en Tik Tok
https://www.cyberclick.es/numerical-blog/publicidad-en-tik-tok-guia-completa-para-empezar-tus-campanas?fbclid=IwAR3Zsnt2N5_y2Eonh3ji3C5-z_ZXqakmIfpQha-2y7PSM6ao6apG6kSaS7g

[2] Why is Tik Tok sweepting over the world?
https://uxdesign.cc/why-is-tik-tok-sweeping-over-the-world-e06ab94262e8

[3] EL PAÍS: El lado oscuro de TikTok, el rey chino de los vídeos relámpago
https://elpais.com/economia/2020/01/16/actualidad/1579191053_051932.html?fbclid=IwAR1F01JJ8NY50QIlepTvuu5JnHdM_BDtL-M9ai8wugNhf646SPKM9-jnTUU

[4] CADENA SER: Tik Tok: una adicción con 1.000 millones de usuarios
https://cadenaser.com/programa/2020/02/27/hora_25/1582836636_533341.html?fbclid=IwAR1WkFlkzPgaqvTcoIxFQayIHMHRm9zvOtgwTIyWnYWMe0ohpyr5lLgUreQ

Deja tu opinión

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.